UNIVERSITÉ DE PARIS IV-SORBONNE
  Centre d'Études ibériques et latino-américaines appliquées
  C.E.I.L.A.
  

Marc GUIBLIN        
   EL SECTOR PETROLERO EN VENEZUELA: BALANCE Y PERSPECTIVAS   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El sector petrolero en Venezuela : Crisis petroleras y nacionalización »  La triple función del petróleo


Crisis petroleras y nacionalización
No se puede entender el nacimiento y la evolución de una poderosa industria moderna como la del petróleo si no nos permitemos recapacitar sobre las funciones peculiares y específicas de ese recurso tanto más cuanto que éste engendra efectos sobre el resto de las actividades económicas. El petróleo cumple tres funciones en la sociedad venezolana como fuente de energía, materia prima y fuente de ingresos.
El petróleo, como fuente de energía, participa en el suministro y en la satisfacción mundial de esta necesidad, junto con el carbón, el gas natural y la electricidad con principios de conservación y de sustitución de la energía. A principios de los años 1990 más del 85 % del suministro mundial de petróleo es usado como combustible en máquinas o en aplicaciones como combustión para producir calor.(13) El petróleo se reparte en el petróleo "crudo" que tiene un poder calorífico promedio estimado a 10.703 calorías por kilogramo ; el combustible pesado tiene un poder calorífico de 10.492 y la gasolina de 11.407 calorías por kilogramo. La unidad de media científica es el julio (el joule) o la Unidad Térmica Británica (B.T.U.). Por oposición a la energía primaria, la energía segundaria ha sufrido transformaciones. El petróleo proporciona en la actualidad cerca del 40 % de la energía producida.
Tres períodos permiten una diferenciación en la producción mundial de energía : 1960-1973, 1973-1979 y 1979 hasta hoy en día, correspondiendo a períodos de auge, estancamiento y posible declinación del petróleo. Entre 1960 y 1973 casi se duplicó la producción mundial por fuentes (6.236 millones de toneladas equivalentes de petróleo en 1973). Si en 1960 del total mundial de energía producida, el petróleo contribuía por un 32 %, en 1973 la cifra alcanzó un 52 % a expensas del carbón. La tendencia hacia el auge del petróleo como fuente de energía corresponde a una realidad. En el período 1973-1979, se nota un estancamiento, la producción mundial de energía pasa a 7.273 millones de t.e.p. y la participación porcentual del petróleo conoce una levísima tendencia hacia la disminución. Aunque la producción mundial de energía pasa a 8.091 millones de t.e.p. en 1990, la producción mundial de petróleo disminuyó de 3.633 millones de t.e.p. a 3.149 t.e.p. Presenciamos una sustitución de la producción mundial de petróleo a favor de la electricidad.
En ningún modo se trata de una escasez de petróleo cuando se trata de satisfacer la creciente demanda mundial de energía. En 1990, la tasa de agotamiento de las reservas mundiales de petróleo apenas llega al 2,14 % anualmente. El Medio Oriente almacena en su subsuelo las dos terceras partes de las reservas mundiales de petróleo mientras que Latinoamérica tiene el 12 % de esas reservas mundiales particularmente en Venezuela y México (73 % de las reservas probadas de petróleo en América). La ubicación de las reservas petroleras puede ejercer sobre las naciones una influencia en cuanto a su política estatal, factor determinante incluso en Venezuela. No en vano se concentran las reservas petroleras en los siete miembros de la OPEP de tal forma que la materia petrolera tiene una repercusión en el crecimiento mundial de las naciones. Por otra parte la extracción, el transporte y la transformación en productos petroleros influyen en el precio.
El corte brutal del suministro de petróleo puede conducir a desequilibrios en sectores económicos. Las crisis - que estudiaremos - estribadas en el aumento de los precios petroleros con miras a incrementar las rentas petroleras del Estado productor de petróleo - agrupado en el seno de la OPEP - se explican por el contexto y sus incidencias en el caso venezolano. Entre 1950 y 1973 el precio de los hidrocarburos descendió de manera considerable debido a bajos costos de producción ; desde 1948 los Estados Unidos habían pasado a ser un país importador neto de petróleo y Europa Occidental así como Japón debían su dependencia a esta materia prima importada de manera total. Los precios del petróleo se alzan en 1973-1974, apuntalados por nuevos aumentos en 1979-1980 hasta que disminuyan en la década de los años 80.
El petróleo como materia prima es notable en la industria petroquímica, rama de la industria química que emplea como materia prima los productos y subproductos del petróleo en particular. Mientras en 1920 los Estados Unidos asocian el petróleo con la producción de productos químicos y la industria petroquímica estadounidense crece durante la Segunda Guerra Mundial, y la demanda de la cual saca provecho Venezuela con sus importaciones radica en fines bélicos : gasolinas para aviones, cauchos para la manufactura de explosivos, gomas sintéticas y componentes básicos. Lo cierto es que numerosos productos de elevado valor agregado brindan ventajas comparativas a Venezuela por disponer de hidrocarburos en abundancia. La industria petroquímica absorbe plásticos y resinas, gomas y cauchos sintéticos, fibras sintéticas, solventes, detergentes, amoníacos, nitrógeno para los fertilizantes.
En 1990 la producción mundial de petróleo alcanza los 60 millones de barriles diarios. Los ingresos se distribuyen en el mercado petrolero mundial entre las compañías petroleras, los Estados petroleros y los Estados consumidores de petróleo. Del excedente de petróleo se apropian bajo la forma de impuestos los Estados productores y los Estados consumidores, y las compañías bajo la forma de ganancias extraordinarias. Por otra parte existe una diferencia entre el costo técnico de producir un barril de petróleo y su precio de valorización.
Haut de page